MaPaS y ViaJeS 20.000 LeGuaS De ViaJe SuBMaRiNo (1a PaRTe)



El año 1866 quedó en la memoria de muchas personas porque sucedió  un hecho inexplicable: varios barcos se habían encontrado en el mar con "una cosa enorme", un objeto largo, fosforencente a veces, infinitamente más grande y más rápido que una ballena. El mundo entero estaba sobrecogido por aquella aparición maravillosa.

En efecto, el 20 de julio el barco Cabezmor-Higgonson encontró la movediza masa a una cinco millas al este de als costas de australia, el 23 de julio en los mares del Pacífico fue observado por el vapor Cristobal Colon quince días después a dosmil leguas de allí el Helvetia y el vapor correo Shannon que navegaban en direcciones opuestas entre EEUU y europa divisaron al monstruo.
El 5 de marzo de 1867 el Moravian chocó contra una roca que no figuraba en ninguna carta marina. El 13 de abril el Scotia navegando con el mar en clama y brisa moderada no tropezó, sino que fue embestido con un instrumento cortante y perforante. Fue tan suave el abordaje que nadie a bordo lo hubiese notado, a no ser por la voz de alarma que desde el puente se gritaba:
- ¡Hacemos agua! ¡Nos hundimos!
(...)
Unos creían que era un islote flotante, los menos, otros pensaban que se trataba de un monstruo de una gran fuerza colosal y un tercer grupo los que pensaban que era un barco "submarino" de gran potencia.
(...)
Inmediatamente empezaron en Nueva York los preparativos de una expedición destinada a dar caza al "narval". Una fragata bien equipada, la Abrahan Lincoln se preparó para hacerse a la mar..
El 6 de julio de 1867 salía de los muelles de Brooklyn despedida por miles de pañuelos y capitaneada por el comandante Farragut. El 30 de julio estaba a la altura de las Isalas Maldivas, el 3 de agosto se encontraban a la entrada del estrecho de Magallanes, a la altura de las islas Vírgenes. El 6 de agosto la Abraham lincoln doblaba esa roca perdida en el extremo del continente americano llamada cabo de Hornos. El 20 de agosto cortaron el trópico de Capricornio a los 105º de longitud y el 27 del mismo mes franquearon el Ecuador por el meridiano ciento diez. La fragata tomó dirección hacia el Oeste y se internó en los mares centrales del Pacífico. La fragata hizo acopio de carbón y pasó a la vista de las Pomotú, de las Marquesas..., cruzó el trópico de Cáncer y se dirigió a los mares de China.
Durante tres meses no quedó sin explorar ni un solo punto, desde las riberas de Japón hasta la costa americana. ¡Y nada!
(...)
El 5 de noviembre, a medio día, expiraba el plazo. El comandante Ferragut mandó virar al Sudeste y abandonar las regiones septentrionales del Pacífico. Las tierras de Japón quedaban a unas doscientas millas a sotovento. Eran las ocho de la tarde. Densos nubarrones ocultaban el disco lunar. El mar estaba en calma...

(adaptación ) Veinte mil leguas de viaje submarino

Esta semana he andado con la actividad de la biblioteca entre los dos sextos de Primaria. ¡Qué grandes y qué guapos están! ¡Y qué mayores! Y qué grato el rato que he pasado con ellos.

La intención era presentar la obra de Julio verne a través de este título que las responsables de la biblio hemos ido leyendo. Hablar de él sucintamente e inquietarlos lo suficiente para que lo lean.

Nos ayudamos de Eduloc,  herramienta fantástica para hacer recorridos. Así vimos los lugares que se señalaban en la lectura.








Es fantástico poder ver los lugares desde una perspectiva alejada o lo más cerca posible. Repasamos conocimientos de geografía: continentes, mares, lugares, qué es un acabo, estrechos... y aprendieron lo que es un atolón. Porque las Pomotú son atolones.



Luego fueron señalando en un mapa mudo preparado para la ocasión los lugares que van enumerando en la búsqueda del objeto, animal, islote... misterioso. Ahí volvimos a repasar otros conocimientos: latitud, longitud, meridianos, ecuador...


Siguieron el modelo que la seño Dolores mostró en la pizarra. ¡Benditas PDIs! Todo un reto cartográfico.

Mientras íbamos comentando lo que sabíamos al respecto. Por ejemplo que los navegantes necesitan orientarse y que para ello desde los tiempos más remotos han utilizado utensilios y por eso es necesario imaginar líneas.

El globo terráqueo también nos acompañó.


Meridiano Norte, meridiano Sur, las estaciones...
Repasar todo esto: mapas, globo terráqueo, google maps... Y no protestar. Estar atentos y con interés...
Nadie dijo aquello de que "Qué tiene que ver esto con la Biblioteca..." Un gustazo.

¿No hubo lectura? ¿No hubo reto de expresión escrita? ¿No se vieron los libros? Pues claro que sí.
Pero te lo contaremos mañana.

Comentarios

Entradas populares